¿Mujer, esposa o mamá?

¿Cuál role es el predominante en tu vida?  ¿Te sientes obligada a sacrificar alguna parte de ti?

No soy mamá. He sido hija, esposa, novia y mamá adoptiva de mis estudiantes. Ser mamá no es fácil y admiro bastante a las mamas que trabajan, estudian y educan a sus hijos todo al mismo tiempo. Creo que las mujeres, cuando son madres, tienen una gran responsabilidad a cuestas y a pesar de eso tiene tiempo para sus esposos, su trabajo y sus amigos.  Algunas veces los sacrificios son muy duros: no tener tiempo suficiente con los niños porque hay que colaborar con el sostenimiento del hogar; estancarse profesionalmente  para cuidar los niños; quedarse sin pareja para dedicarse a los hijos, etc. En esta era, todavía es común encontrar hombres que consideran la crianza de los niños como una tarea exclusiva de las mujeres por lo que la mamá llega de casa cansada a realizar tareas, lavar y cocinar.

Siendo profesora, me encontré con una mamá que describe todo lo anterior. Se sentía abrumada por las obligaciones ya que su pequeña hija presentaba déficit de atención y desde los dos años comenzó a asistir a terapia. Aquella niña de una personalidad extraordinaria, era un pequeño dolor de cabeza para su madre y profesores. Las terapias no habían funcionado con mucha eficacia y la madre continuaba escuchando las mismas quejas de siempre. Un día, sin pensarlo, en una entrevista hablaba con ella y llegué a la conclusión que de que aquella mamá dejó de ser ella por dedicarse a su hija. Su vida se trataba de asistir a terapias, psicólogos, discusiones con su esposo y el estrés de su trabajo  como independiente.  Conociendo los riesgos del caso, me atreví a sugerir otro colegio para su hija porque estaba convencida de que había una mejor opción para su niña, pero más importante, para ella misma. En un colegio especializado para la niña, todas las terapias estarían incluidas en la formación académica de la niña así que la madre  podría ahorrarse mucho tiempo y tendría la tranquilidad de que la niña estuviese aprendiendo. El comportamiento de la niña mejoraría, el tiempo en terapias disminuiría y la mamá tendría más tiempo para ella misma. Quizás en cinco años de vida escolar nadie había sido capaz de ver a la mamá-mujer por encima de la hija con problemas.   Semanas después la niña fue ingresada en dicho colegio y se notaron cambios positivos. En esos momentos la madre tuvo la capacidad para sentarse y reflexionar sobre ella y la relación con su hija. Se dio cuenta de la importancia de pensar en ella como mujer y ha hecho cambios en su vida que le permiten tiempo para mimarse, ampliar su círculo social y hacer más deporte.

Esto que voy a decir va a sonar egoísta, pero estoy absolutamente convencida de que, a pesar de ser mamá, hay que pensar en una como mujer primero. La persona más importante del universo tengo que ser yo y si yo estoy bien, lo que hay a mi alrededor está bien. Cuando estamos confundidas, estresadas, agobiadas, las cosas siempre se ven más y más complicados. Cuando logramos aclarar nuestro interior las situaciones fluyen de mejor manera. Si como mamá temes que tu hijo fracase, ese es tu miedo y eso lo trasmites  a tu hijo, por lo cual tu hijo será inseguro. Si eres ansiosa tu hijo estará ansioso. Si eres permisiva con tus hijos, ellos serán inseguros, desobedientes. Si eres perfeccionista, tus hijos se esforzaran por ser los mejores pero aun así se sentirán que no han alcanzado suficiente.  Y si crees que tu vida son tus hijos, cuando ellos dejen el hogar sentirás que tu vida ha terminado. Ese tipo de apego funciona para otras situaciones: sentir que tu vida tiene sentido porque hay un hombre a tu lado, así te maltrate; nunca casarse por cuidar de un papa enfermo; no cambiar  de ciudad por no dejar a la mamá; quedarse en el mismo trabajo por miedo a ser desempleada; no cambiar de look por considerarse fea, etc.

No quiero decir que nos convirtamos en brujas egoístas que solo piensan en ir al gimnasio, hacerse una cirugía, dejar los hijos con la abuela y pasársela de fiesta los fines de semana. Quiero decir que cuando nos ponemos a nosotras mismas como prioridad logramos aumentar nuestra satisfacción personal lo que nos permiten ser más eficientes en lo que amamos hacer. Nos permite proyectarnos al mundo de una manera diferente como un ser humano y no como un quehacer que se la pasa todo el día trabajando para los demás abnegadamente.

Debes pensar entonces en lo que realmente deseas hacer. Pregúntate:

¿Cuál es tu vida ideal? ¿ Cuál es tu pasión? Piensa tu vida libre de problemas,  en donde todo funciona perfecto. Ahora piensa en  que cambios deberían suceder para llevar a cabo ese ideal.  ¿Son factibles? ¿Cómo puedes convertirlos en realidad? Ahora comienza por un pequeño cambio que te de la certeza y la seguridad para lograrlo. Por ejemplo, estas corta de dinero y tu hijo estudia en una colegio privado  excelente pero que absorbe la mayoría de tu sueldo, ¿qué haces? Sigues aumentando tu deuda para mantener un status académico que puedes lograr dedicando más tiempo de lectura en casa, en cursos informales más económicos; o decides cambiarlo a un colegio público o privado más barato  pero de buena reputación.  Otro caso, tienes un novio que no se preocupa por ti, es egoísta, tacaño y descuidado. Te hacen una oferta de trabajo  en otra ciudad y lo dudas porque adoras a ese hombre que no da un peso por ti. ¿Te quedas con él o con el trabajo? Hay cambios simples pero necesarios que debes hacer sin miedo al qué dirán, a lo que suceda en el futuro o a que te señalen. No es necesario hacer grandes cambios a la vez, cambiar de casa, ciudad y marido todo al mismo tiempo! Basta con tomar una decisión segura y certera para comenzar a organizar tu vida y construir una mejor versión de ti misma.  Recuerda que siempre la persona más importante del universo eres tú y esa persona es con la que siempre debes ser la más honesta y  amorosa.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s