“Nuestras relaciones amorosas  son la consecuencia de  un largo proceso que se inició en la niñez y se repite una y otra vez en nuestras vidas sin percatarnos de que solo estamos actuando de acuerdo a falsas ideas impuestas en nuestros primeros años de vida”.